Cansados de falsas promesas: vuelve la guerra a Hoteles Catalonia (CNT Barcelona)

IMG-20150510-WA0024Mucho ha llovido desde que comenzó el larguísimo conflicto contra Catalonia Hotels, pero no nos hemos estado quietos. La lista de acciones, piquetes, reuniones y propaganda es interminable en un conflicto que se está caracterizando por la utilización prácticamente en exclusiva de la acción directa como medio de presión. Cuando comenzamos la empresa no nos reconocía como interlocutores válidos. A día de hoy ya se han mantenido varias reuniones e incluso están dispuestos a ceder en algunas cosas. Sin embargo no se trata de un conflicto en el que negociar tal o cual cantidad (cosa que la empresa empieza a sospechar tras intentar sobornar a los compañeros). Se trata de la defensa de unas condiciones de trabajo decentes. Y en eso no hay negociación: o cumplen o habrá guerra.

Las reivindicaciones de los trabajadores de Catalonia Hotels son sencillas:

– Reconocimiento de la categoría que han estado desempeñando durante años los trabajadores. ya que muchos tienen contratos y salarios correspondientes a categorías inferiores.

– Cese inmediato del acoso laboral, con especial agravante contra mujeres, inmigrantes y sindicalistas.En esta línea, cese o traslado inmediato de los dos principales maltratadores del Hotel Catalonia la Pedrera: el jefe de cocina y el director del hotel.

– Readmisión del compañero despedido por su labor sindical, ya que su contrato se encontraba en fraude.

– Cese de cobro de comisiones a taxistas, que repercuten tanto en el injusto reparto de la faena en el sector del taxi, así como en la precarización de las condiciones de botones y recepcionistas, ya que la empresa se ahorra el pagar un salario digno a costa de ofrecer el acceso a las comisiones.

Estas cuatro sencillas reivindicaciones se han trasladado a la empresa, la cual nos ha estado mareando pidiendo tiempo para estudiarlas y prometiendo falsamente que serían satisfechas. A día de hoy, tras graves desencuentros con los directivos de la empresa y viendo que el clima de acoso y maltrato hacia los trabajadores no cesa, nuestro sindicato ha decidido intensificar la lucha. Se acabaron las palabras vacías, ahora sólo nos valen los hechos.

El pasado domingo 10 de mayo volvimos a concentrarnos delante del hotel Catalonia La Pedrera. Volvió el ruido a la puerta de los maltratadores y los racistas. Volvieron a pitarle los oídos a la familia Vallet. Y que se enteren de que esto no ha hecho más que empezar. Como les dijimos a la cara en una de las reuniones: no saben las ganas que les tenemos.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *